¿Que es un certificado energético?

Se trata de un certificado necesario para poder alquilar o vender un inmueble. El certificado de eficiencia energética indica el consumo energético y las emisiones de CO2 de un determinado inmueble. En España, el certificado energético es obligatorio desde junio de 2013. Esta regulado por el Real Decreto 235/2013, transpuesta de una directiva europea que deben aceptar todos los estados miembros.

Responsabilidad

El propietario del inmueble es el responsable de contratar a un técnico certificador, para realizar el certificado energético, previo a su venta o alquiler. En caso de incumplimiento se enfrentará a una sanción de entre 300€ y 6.000€, en función de la gravedad de la infracción.

Etiqueta energética

Una vez realizado el certificado de eficiencia energética, se registra ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en el caso de Galicia es el INEGA. Se obtiene así la etiqueta energética, similar a la etiqueta energética de los electrodomésticos, en la que se muestra un resumen del contenido del certificado energético: consumo energético, emisiones CO2, datos del inmueble, numero de registro y validez. Tanto el consumo energético como las emisiones se puntúan según una escala de letras que va de la A a la G, siendo la A la de mayor eficiencia.

La calificación energética obtenida tiene que aparecer junto con el anuncio de venta o alquiler. La etiqueta energética puede ser requerida por la inmobiliaria o la empresa que publicite el inmueble. Ademas, debe entregarse siempre en los siguientes casos:

  • Venta del inmueble: Cuando se realiza la venta, el propietario debe entregar la etiqueta energética al notario para añadirlo al contrato de compraventa, así quedará constancia de que el propietario disponía de la etiqueta energética en el momento de la venta.
  • Alquiler del inmueble: Cuando se alquila, es necesario entregar una copia en el momento de depositar la fianza del alquiler ante el correspondiente organismo oficial. Además se tiene que entrega copia al inquilino, junto con el contrato de alquiler.
Sanciones

En caso de realizar una venta o alquiler de un inmueble, sin el certificado energético correspondiente, el propietario  se enfrentará a una multa de entre 300€ y 6.000€, en función de la gravedad de la infracción. La cuantía de las infracciones se indica en la ley 8/2013 del 26 de junio, que agrupa las infracciones en tres grupos, dependiendo de la gravedad del caso:

Sanciones leves (300€ – 600€)

a) Publicitar la venta o alquiler de edificios o unidades de edificios que deban disponer de certificado de eficiencia energética sin hacer mención a su calificación de eficiencia energética.

b) No exhibir la etiqueta de eficiencia energética en los supuestos en que resulte obligatorio.

c) La expedición de certificados de eficiencia energética que no incluyan la información mínima exigida.

d) Incumplir las obligaciones de renovación o actualización de certificados de eficiencia energética.

e) No incorporar el certificado de eficiencia energética del edificio terminado en el Libro del edificio.

f) La exhibición de etiqueta de eficiencia energética sin el formato y contenido mínimo legalmente establecidos.

g) Publicitar la calificación obtenida en la certificación de eficiencia energética del proyecto, cuando ya se dispone del certificado de eficiencia energética del edificio terminado.

h) Cualesquiera acciones u omisiones que vulneren lo establecido en materia de certificación de eficiencia energética cuando no estén tipificadas como infracciones graves o muy graves.

Sanciones graves (601€ – 1.000€)

a) Incumplir las condiciones establecidas en la metodología de cálculo del procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios.

b) Incumplir la obligación de presentar el certificado de eficiencia energética ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma en materia de certificación energética de donde se ubique el edificio, para su registro.

c) No incorporar el certificado de eficiencia energética de proyecto en el proyecto de ejecución del edificio.

d) Exhibir una etiqueta que no se corresponda con el certificado de eficiencia energética válidamente emitido, registrado y en vigor.

e) Vender o alquilar un inmueble sin que el vendedor o arrendador entregue el certificado de eficiencia energética, válido, registrado y en vigor, al comprador o arrendatario.

f) Igualmente, serán infracciones graves las infracciones leves previstas en el apartado 5, cuando durante el año anterior a su comisión hubiera sido impuesta al infractor una sanción firme por el mismo tipo de infracción.

Sanciones muy graves (1.001€ – 6.000€)

a) Falsear la información en la expedición o registro de certificados de eficiencia energética.

b) Actuar como técnico certificador sin reunir los requisitos legalmente exigidos para serlo.

c) Actuar como agente independiente autorizado para el control de la certificación de la eficiencia energética de los edificios sin contar con la debida habilitación otorgada por el órgano competente.

d) Publicitar en la venta o alquiler de edificios o parte de edificios, una calificación de eficiencia energética que no esté respaldada por un certificado en vigor debidamente registrado.

e) Igualmente, serán infracciones muy graves las infracciones graves previstas en el apartado 4, cuando durante los tres años anteriores a su comisión hubiera sido impuesta al infractor una sanción firme por el mismo tipo de infracción.

 

No obstante lo anterior, en los casos en que el beneficio que el infractor haya obtenido por la comisión de la infracción fuese superior al importe de las sanciones en cada caso señaladas en el apartado precedente, la sanción se impondrá por un importe equivalente al del beneficio así obtenido. En la graduación de la sanción se tendrá en cuenta el daño producido, el enriquecimiento obtenido injustamente y la concurrencia de intencionalidad o reiteración.

Que incluye un certificado energético

Es un informe realizado por un técnico competente, que se compone de varias hojas:

  • Certificado de eficiencia energética: Incluye la información referente al inmueble, situación, orientación, definición de la envolvente, iluminación, climatización y sistema de generación de agua caliente sanitaria. Ademas contiene los datos del técnico competente que realizó el certificado (junto con su firma) y la calificación obtenida en cuanto a consumo de energía y emisiones de CO2, expresado en una escala que va de la A a la G, siendo la A la mas eficiente. Dispone de cuatro anexos:
    • Anexo I: Consiste en una descripción de las características energéticas del edificio. Incluye una imagen y una plano de situación.
    • Anexo II: Es un desglose de la calificación energética obtenida según el tipo de demanda y consumo energético.
    • Anexo III: Recomendaciones del técnico certificador para una mejora de la calificación energética.
    • Anexo IV: Se indica la fecha en la que se realizó la visita y los comentarios del técnico certificador a cerca de las comprobaciones e inspecciones realizadas.
  • Medidas de mejora:  En este documento se describen las mejoras de forma mas pormenorizada.
  • Etiqueta energética: Es una hoja que resume todos los datos del certificado energético, el documento imprescindible para realizar la venta o el alquiler del inmueble.
  • Justificante del registro: Es un documento en el que el órgano competente de la Comunidad Autónoma comunica que el certificado energético ha sido presentado.